Logo INCIVA

Al usar este sitio web acepta nuestras políticas de cookies de seguimiento. Puedes cambiar los ajustes de cookies de seguimiento haciendo click aquí

Aceptar
Inicio | Colecciones | Herbario TULV

Herbario TULV

La apertura del Herbario TULV parte con el nombramiento de su primer director, el biólogo Hermes Cuadros, en el año de 1977  y tiene como sede el Jardín Botánico Juan María Céspedes, en el municipio de Tuluá. Inicialmente, se cuenta con una mínima infraestructura, que fue creciendo con el desarrollo de proyectos regionales y nacionales, hasta avanzar en el montaje del herbario virtual,  gracias al proyecto “Cerrando la brecha entre parcelas permanentes y la conservación de plantas en Colombia”, financiado por la Fundación JRS Biodiversity, tiene como objetivo digitalizar el material de herbario de bosque seco de cinco herbarios del país: Universidad ICESI, Universidad de Córdoba, jardín botánico de Tuluá, Universidad del Tolima, y herbario FMB del Instituto de investigación Alexander von Humboldt (IAvH).
 
Gracias al aporte del proyecto mencionado, el Herbario TULV cuenta con modernos equipos de cómputo, fotografía, lector de código de barras y software.
 
El herbario es de propiedad del Instituto para la Investigación y la Preservación del Patrimonio Cultural y Natural del Valle del Cauca –INCIVA.  Su propósito fundamental está orientado al estudio de la flora regional, en especial del Valle del Cauca.
 
El herbario ha sido una herramienta fundamental en el desarrollo científico de la región. Con base en sus registros se han adelantado proyectos de trascendencia nacional como el montaje y monitoreo de parcelas permanentes en los departamentos de Risaralda, Valle y Nariño; bambusoideas de Colombia, Heliconias del Valle del Cauca, estudio de especies amenazadas, Magnoliáceas y palmas del género Ceroxylum, palmas de Colombia,  caracterización de áreas estratégicas e inventario de flora ornamental, entre otros. 
 
Los registros de las colecciones del Herbario TULV son ampliamente representativos de la flora regional, Departamento del Valle del Cauca, con un amplio énfasis en flora del Chocó biogeográfico (municipio de Buenaventura), de páramos (municipio de Tuluá), selvas andinas subandinas y bosque seco representativo tanto del valle geográfico del río Cauca, como del piedemonte del departamento del Valle del Cauca.
 
Las colecciones del Herbario TULV tienen grupos taxonómicos bien representados como, las bambusoideas, las Heliconias y Palmas. Estos grupos tienen un énfasis alto dentro de la colección debido a que dentro de ellos se tiene el acompañamiento de especialistas que los trabajan, por ser parte de la política de investigación de la institución o por ser parte de proyectos coyunturales que el INCIVA ha ejecutado. La familia Rubiaceae tienen una alta representación debido a que es uno de los grupos mejor curados, contando con la mayoría de los exicados determinados hasta especie ya que se ha contado con la colaboración de la especialista del grupo, la doctora Charlotte M. Taylor, del Missouri Botanical Garden; de igual forma sucede con el grupo de las bambusoideas, donde se ha contado con el apoyo de las especialistas Ximena Londoño y Link Clark.
 
Organización. Cuenta con tres tipos de colecciones: líquida, leñosa y secas. La primera y la segunda están dedicadas a conservar material de bambúes (hojas, yemas, flores, frutos, culmos); el material de muestras de herbario se encuentra depositado en armarios ordenados filogenéticamente y parte de este material, se encuentra en el herbario virtual.
 
El Manejo de las Colecciones incluye dos fases muy importantes:
 
Trabajo de campo. Previamente a la salida al campo, se hace una selección del sitio donde se quiere llevar a cabo las labores de recolección. la selección del sitio se da según los intereses personales del investigador o recolector, o acorde a un programa establecido de inventario de sitios. algunos criterios que se toman en consideración para este fin son: Línea de investigación del INCIVA, importancia florística del lugar, estudio específico de un grupo determinado.
 
Los equipos y materiales se preparan con anterioridad y de acuerdo a las condiciones del área y al tiempo de permanencia. Estos son algunos de los elementos a tener en cuenta:  Alcohol al 95%, diluido con agua hasta el 75% para su aplicación, Altímetro,  Binoculares, Bolsas plásticas para plantas o costales de fibra, Brújula, GPS,  Cámara fotográfica, espolones para escalar, lápiz, libreta de campo, lupa, carpa para lluvia, botas plásticas, cuchillo, machetes, lámpara, linterna, velas, marcadores permanentes, morral, papel periódico, Podadoras de extensión, Podadoras de mano, Prensa, cabuya o nylon para amarrar, medicamentos de primeros auxilios, cantimplora o recipiente para cargar líquido.
 
Es importante en el trabajo de campo contar con baquiano de la zona que ayude a las labores de campo y además le permite cierta seguridad al grupo.
 
Trabajo de Laboratorio. Esta fase comprende desde la recepción del material hasta la inclusión a la colección.
 
Instalaciones: Edificio, Salas, Hornos.
 
En virtud de la importancia de las Colecciones Científicas y de la facilidad con que pueden deteriorarse, es necesario antes de constituir una nueva tener en cuenta qué tipo de edificios y salas son convenientes para asegurar la conservación de cualquier colección.
 
Se cuenta con un edificio adecuado para albergar este tipo de colecciones, teniendo en cuenta que puede deteriorarse debido a una infraestructura obsoleta o inadecuada. El edificio del Herbario TULV, se encuentra ubicado en el Jardín Botánico en un área donde se presenta menor humedad y además se cuenta con una aireación natural en la planta del edifico y con el aire acondicionado en la sala de colección, que permite controlar la temperatura y humedad del medio.
 
El horno es de forma rectangular que funciona con gas propano, se encuentra ubicado en el mismo edificio, pero aislado de las colecciones para prevenir el riesgo de pérdida por incendio.
 
Ambientes de Almacenamiento. Las colecciones del herbario TULV, en la actualidad poseen un edificio amplio con aire acondicionado para su funcionamiento. Con aproximadamente 2.000 m2. El grado de ocupación es de un 40%. Se cuenta con el equipo básico para el mantenimiento del Herbario. En la actualidad la colección se almacena en gabinetes metálicos herméticos.
 
Existe poca incidencia de luz solar, lo que permite el control de temperatura y humedad;  acceso controlado, para evitar el vandalismo y el ingreso de plagas.
 
Se cuenta con un curador y un auxiliar de herbario que están a cargo del cuidado de las colecciones, previniendo y controlando daños físicos, químicos (luz, incendios, temperatura), o  Biológicos (plagas insectos, hongos). El local se encuentra libre de fuegos, cerrado con ventilación adecuada para evitar el ingreso de insectos, alarmas para humos, baja humedad, adecuado espacio e iluminación. La sala de secado y de recepción de material botánico, está apartada del área de colección general.
 
El Herbario TULV, cuenta con dos tipos de colecciones: colección general y colecciones especiales. Siendo la primera, la que ha contado con mayor cuidado, sin desconocer la importancia que tiene otros tipos de colecciones.
 
Desde el inicio de los herbarios en el siglo XVI, esta noble institución ha girado principalmente en torno a los ejemplares botánicos montados en cartulina (colección general). Sin embargo, debido a las consultas de la sociedad, principalmente desde la industria o desde las autoridades civiles, de policía o medicina, es necesario crear otras colecciones que facilitan dar respuestas rápidas: las colecciones industriales y las colecciones médico - legales.
 
Tipos de colecciones:
 
  1. Colección General. Generalmente el mayor número de especímenes se encuentran en el grupo de angiospermas (liliopsidas, magnoliopsidas).  También se cuenta con una pequeña muestra de Algas, hongos, líquenes,  briofitos, pteridofitas y  Gimnospermas.
     
  2. Colecciones Especiales. Son colecciones de gran valor y por lo tanto, tienen un tratamiento especial. Entre estas tenemos: Tipos Nomenclaturales (holótipo, isótipo, parátipo y sintipo), constituyen los ejemplares a partir de los que se ha descrito una nueva especie para la ciencia.  En el herbario TULV, se cuenta con unos pocos especímenes de este tipo de colección, actualmente se está organizando este material de gran importancia científica e incalculable valor, como una colección independiente y bajo llave para asegurar su conservación.
 
También se encuentra con una colección de bambúes depositada en armarios de maderas, para el material leñoso y en frascos de vidrio con una mezcla de alcohol al 70% para la preservación del material vegetal. Se utilizan tapas plásticas rotuladas, para evitar su corrosión.
 
Criterios de organización. El ordenamiento de los taxa en el herbario obedece a criterios tomados en la misma institución, teniendo en cuenta que permitan al investigador acceder a la información de las mismas en forma rápida, sin tener que estar solicitando reiteradas indicaciones. Las colecciones se encuentran ordenadas en secuencia evolutiva, es decir adoptadas a un ordenamiento filogenético que refleje relaciones genealógicas (e.g. a nivel de Familias Botánicas). Los géneros y especies están organizados en orden alfabético.
 
Acrónimo. El herbario es reconocido e  inscrito en el Index Herbariorum bajo la sigla TULV. Esta sigla es alusiva a la ciudad sede del herbario, Tuluá, Valle del Cauca.
 
Si desea consultar la variedad de especies que se encuentran en el Herbario TULV, por favor ingrese aquí